Recayendo

A veces, uno no puede evitar recordar lo que duele, es algo de humanos. Aun sin querer hacerlo, o sin invocar el recuerdo propiamente, simplemente sucede. Nunca me ha sucedido aquello que dicen que experimentan las personas antes de morir, cuando sus vidas enteras pasan por su memoria como un carrete de pelicula vieja, pero me imagino que es bastante similar a lo que me sucede cuando recaigo.

Hoy paso. Ni siquiera se como, la verdad me ha ido bastante bien ultimamente y ningun acontecimiento doloroso habia cruzado mi cabeza por algun tiempo ya. No hice nada diferente, nada fuera de lo habitual. Ya me habia acostumbrado a que las cosas pueden, de hecho, tener un final amargo, y no salir del todo bien, por grande que sea la voluntad, o muchos los sentimientos que existan de por medio. Me acostumbre a lo nuevo, no me hacia falta el pasado en lo absoluto.

De la nada, escuche palabras de manera clara, recorde momentos con todos sus colores en vivo, y recai. No se cual fue el catalizador, no entiendo como paso. No guardo ninguna esperanza, ni necesito revivir momentos muertos para seguir con mi vida. Solo me inundo una nostalgia del pasado que no puedo comprender.

No estoy quejandome, entiendo que esto tiene que pasar algunas veces, hasta que el tiempo haga lo suyo y la memoria pierda su intensidad. Creo que lo unico que me hace falta es saber que en algun lugar de aquel ayer, en un rincon de ese mundo sombrio, yo sigo viva.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s